Terapia Acuática

Es una de las ramas de la fisioterapia experta que trata las disfunciones musculo-esqueléticas en un ambiente acuático supervisado por un fisioterapeuta.”

La terapia acuática a lo largo de los siglos ha demostrado ser uno de los tratamientos de mayor eficacia para multitud de patologías, sobre todo en el ámbito de la rehabilitación.

BENEFICIOS

  • Mejora la relajación muscular y aumenta la circulación periférica mediante el uso de agua temperada.
  • El agua proporciona resistencia para el entrenamiento de fuerza.
  • El conocimiento del cuerpo, el equilibrio y la estabilidad del tronco son estimulados por el agua caliente.
  • A través de la reducción de las fuerzas gravitacionales en la piscina se podrá desarrollar ejercicios de fortalecimiento sin causar mayores daños.
  • Disminución de la sensibilidad al dolor por la acción del agua a temperatura óptima y la flotabilidad.
  • El agua se convierte en un medio único para la rehabilitación debido a sus propiedades físicas: flotación, viscosidad y las presiones hidrostáticas e hidrodinámicas.

La terapia acuática está indicada en casi todos los ámbitos de la rehabilitación. Incluye todas las patologías en las que deseemos reducir el dolor, el espasmo muscular, el edema, aumentar el arco de movilidad y la fuerza muscular.

LESIONES QUE PODEMOS UTILIZAR EN EL MEDIO ACUÁTICO

  • Prótesis de rodilla
  • Hombro doloroso
  • Etapas tempranas post quirúrgica ligamento cruzado anterior
  • Artrosis, artritis.
  • Espondilo artrosis
  • Espondilitis anquilosante
  • Fracturas de tobillo
  • Hernias discales
  • Ciáticas
  • Menisectomias en etapas tempranas
  • Post cirugía tendón de Aquiles, rotuliano y supraespinoso.
  • Fracturas de codo
  • Luxaciones